Soy tu doula y..
no te voy a salvar,
no voy a pelear por ti,
no elijo por ti, no decido por ti,
no te muestro el “camino correcto”,
no se más de ti que tu misma,
tu no me necesitas para ser mamá, pero si me quieres a tu lado ahí estaré.

Soy tu doula, yo..
estoy ahí cada vez que me buscas,
te escucho, te miro y te dejo a solas si así lo deseas,
sostengo tu mano, te dejo mi mano para que la aprietes con fuerza,
te doy mi abrazo, soy tu testigo,
soy presencia y silencio en tu proceso,
confio en el equipo y lugar que elegiste para tu parto,
te observo y estoy atenta a lo que en ese momento necesitas,
me transformo en lo que tu y tu familia necesita en cada etapa.

Soy tu doula.
Ximena, Doula en Suiza