Aprovecho este post de Kleine Wunder – Doulas publicado originalmente en alemán para hablar de el valor de una doula. Es un tema que no deja de ser controvertido, puesto que las doulas no hacemos nada visible y resulta difícil evaluar cuánto cuesta acompañar, estar ahí.

Un acompañamiento se compone de una reunión para conocerse con las familias (reunión que si no me escogen como su doula, no la cobro). Además dos reuniones –como mínimo, si veo que la familia necesita más, no dudo en hacerlas– antes del parto donde hablamos del parto, del posparto, la lactancia, el apoyo del padre y todas las dudas que surjan. Sumando, tres reuniones: la primera de una hora y las dos siguientes entre hora y media y dos horas cada una. Aquí tenemos, como mínimo cinco horas de trabajo. A 50 chf por hora, tenemos 250 chf sin contar los desplazamientos.

.
En torno a la fecha probable de parto, me reservo desde quince días antes, hasta el nacimiento, un tiempo de guardia. Digo hasta el nacimiento, porque en teoría es hasta dos semanas después de la fecha probable de parto, pero si el bebé viene en la semana 42+3 dias, también estaré allí. Es decir, la guardia se puede alargar. Durante este tiempo, no me permito beber alcohol, ni hacer paseos largos, ni salir de fiesta, ni comer comidas fuertes (no es plan llegar a acompañar a un parto oliendo a ajo) y mi teléfono está encendido 24 horas, incluyendo una bateria adicional que me acompaña a todos lados. Además, si veo que la familia está ansiosa, en este tiempo solemos quedar a tomar un café para hablar de lo que les preocupa o los acompaño a alguna consulta médica. Estoy disponible también al teléfono para cualquier duda. En este tiempo contacto a la familia como mínimo cada tres días para saber cómo están. Si consideramos a 20 chf cada dia (valorado muy a la baja) tenemos, en promedio de tres semanas de guardia, 400 chf (sin considerar la reunión extra).
.
La llamada para el parto puede llegar a cualquier hora, pero la mayoría son durante la noche. Sin importar el día ni la hora, me dirijo al hospital a ponerme a disponibilidad de la familia; hacer masajes, respirar juntos, sostener emocionalmente, acompañar al padre. En mi experiencia, de promedio son unas seis horas hasta el parto, aunque hay algunos que duran mucho más y otros menos, claro está. Como doula, yo necesito una hora de descanso cada 12 horas de presencia, pero es importante recordar que no soy personal médico, con lo cual no tengo un lugar donde descansar. Mi acompañamiento no termina cuando el bebé ha nacido, me quedo al menos dos horas más, cuando el bebé ha mamado de ambos pechos (si la madre así lo desea) y la placenta ha sido alumbrada. Normalmente, después de que el médico se despida y felicite a la familia, en caso de estar en un hospital y cuando la madre empiece a sentirse cansada. Si la situación lo permite, hago fotos durante todo el proceso, fotos que luego retoco en casa, mínimo una hora más de trabajo. Si consideramos cada hora a 40 chf, tenemos 360 chf (sin contar desplazamientos).
.
Después del parto ofrezco dos reuniones en la casa de la familia. En caso de que la familia se sienta bien y no necesite más que una, ofrezco hacer una más larga con un ritual que la familia quiera, como de Rebozo o Re-birthing. Aqui tenemos tres horas más, sin contar desplazamientos, 150 chf. Aparte estoy en plena disponibilidad para la familia en caso de que me necesiten, al teléfono o con más visitas de ser necesarias, sin cobrar extra.
.
Para mi registro escribo el relato del acompañamiento, que se lo doy a la pareja en formato PDF, dos hora más de trabajo (100 chf).
 .
Esto es en caso de que todo vaya bien. De no ser así, evidentemente adapto mi acompañamiento para lo que necesite la familia, sin cobrar extras.
.
Tenemos un total de 1’260 chf (unos de 1’100 euros). Yo cobro menos que eso, considerando que la mayor parte de las familias que acompaño son latinas y se manejan con presupuestos más ajustados. Creo que es interesante reflexionar sobre esto antes de pensar que cobramos demasiado. Si consideramos que una doula tiene entre 3 y 10 acompañamientos al año, vivir de esto es un bonito sueño. Es cierto que el seguro médico obligatorio no cubre el acompañamiento, pero la ventaja que tenemos es que, al no trabajar para el hospital podemos desplazarnos con la familia en caso de ser necesario.
.
Una hora de cualquier terapia en Suiza, cuesta al menos, 100 chf la hora (de masaje o de peluquería por ejemplo), yo estoy contando las horas entre 40 y 50 chf dependiendo de mi participación. Soy consciente que no somos personal sanitario, pero personalmente, tengo tres formaciones de doula, más una certificación en salud mental perinatal, formación de asesora de lactancia, asi como fotógrafa, además de años y más de 30 partos acompañados de experiencia. Invierto en cada curso que veo que me ayude a mejorar y ofrecer un mejor servicio. Las actualizaciones son constantes, al igual que las supervisiones y si bien es cierto que no “rendimos cuentas a nadie” las familias son nuestro propósito a la hora de hacer un trabajo bien hecho.
 .
Es evidente que las doulas no trabajamos para hacernos ricas a costa de las familias, nuestro trabajo es vocación pura que sale del corazón, para vosotras mujeres y vuestras familias, porque sabemos la importancia de vivir el nacimiento de vuestr@ bebé, bien acompañados en vuestra decisiones. Pero también necesitamos darle un valor real a nuestro trabajo para hacerlo entregando el máximo.
.
Y tu ¿Cómo valoras el acompañamiento de una doula?
.
Gracias
Ximena Silva